Quirós Estremera ataca al corazón del Santander con una batería de cuñas en radio

05 de Junio de 2009.-

Ignacio Quirós Estremera, empresario asturiano que se define como primer accionista unitario del Santander, ha activado una campaña de anuncios en radio, en la que denuncia, con duras palabras, la línea de Emilio Botín al frente del Banco Santander.Los anuncios -una decena diaria en Radio Rabel- son de diferente contenido y en todos ellos el combativo accionista ataca al corazón de la entidad bancaria con severos comentarios y críticas en primera persona. "Satán, satán; Botín, Botin; cuando entré en tu banco llegó mi fin", dice Quirós Estremera, en tono firme, en una de las cuñas más llamativas de la campaña. Pero hay más.

 

Read More

Los cortes publicitarios del tenaz empresario astur pueden escucharse durante la mañana, la tarde y la noche en Radio Rabel y son ya el comentario general en el mundillo financiero de la comunidad autónoma. Esta campaña, en la que Quirós Estremera pone su propia voz, da continuidad a sus acciones contra la gestión de Botín al frente de la entidad financiera cántabra.

EL VÍDEO TOTAL

Pero la acción más impactante del accionista tuvo lugar en la última Junta General del Santander, el 26 de enero, en el Palacio de Congresos de la capital cántabra, cuando intervino ante el plenario con durísimas acusaciones y descalificativos contra Botín. En medio de una ola social de rechazo al papel que juegan los bancos en la crisis económica, Youtube colgó el vídeo en su página, de repercusión mundial, donde aún se mantiene con la calificación de cinco estrellas.

En las imágenes, de gran calidad, se aprecia cómo el empresario asturiano llama al banquero de Puente San Miguel "incompetente absoluto" y le acusa de dirigir una sociedad "usurera prestamista" que "sodomiza" financieramente a sus inversores. Botín le retiró el uso de la palabra tras un par de advertencias, después de que el accionista insistiera en la "macroestafa del tándem Banif-Botín-Madoff".

LARGO ’COMBATE’

Ignacio Quirós Estremera, empresario de larga trayectoria, mantiene un largo enfrentamiento con el Banco Santander -en tiempos de Emilio Botín Ríos, y también ahora bajo la presidencia de Botín Sanz de Sautuola- que data de hace más de 25 años, cuando le fueron embargadas varias propiedades por el impago de un crédito, "pese a ser en aquella época uno de los clientes con más peso" de la entidad en Asturias, según asegura.

Aquella operación dejó a Quiros Estremera sin algunos de sus activos patrimoniales, entre ellos la colección de coches antiguos más importante de España, que iban destinados a la creación de un museo, y que duermen desde entonces a la intemperie, presos de la roña, en la Quinta del Real Agrado, una finca también intervenida y que se encuentra próxima al Cabo de Peñas.

UN GRAN CLIENTE

"Tuve la gran desgracia de haber sido en la década de 1970-80 un importante cliente del Banco Santander en la oficina principal de Oviedo. Luego, un crédito insignificante de 6.500.000 pesetas, con intereses usurarios del 40%, me causó daños y perjuicios que en la actualidad rebasan los mil millones de las antiguas pesetas, además de los daños morales a mí mismo y a mi familia, que no tienen precio ni reparación posible", afirma el empresario.

Quiros Estremera asegura que Cantabria es su segunda tierra -"aquí hay gente magnífica, todo el mundo me traslada su cariño y comprensión, dice"-, así que piensa volver regularmente hasta que alguien en el Santander "tome el toro por los cuernos por el daño que se me ha infligido", indica. Tras más de cinco lustros de lucha del pequeño ahorrador contra el gran banco, Quirós lo sigue teniendo claro: "Lo último que pienso es en tirar la toalla".

El Faro de Cantabria